Noticias | Críticas de Cine

El legado de Bourne: Solvente reinicio (por A. Dopazo)

Es posible que la cinta no suscite la misma intensidad que sus predecesoras, porque el efecto saturación y la ausencia de sus principales iconos son un factor de peso
0 votos
Una escena de la película.

Una escena de la película.

Es un intento inusualmente hábil y correcto para dar continuidad a un filón finiquitado, el que generó la novela de Robert Ludlum editada en 1982, que parecía haber recibido su golpe de gracia definitivo cuando el director de las dos entregas previas, Paul Greengrass, y el protagonista de las tres que componían la serie hasta ahora, Matt Damon, se negaron a intervenir en una prolongación de la misma.

El principal responsable del logro es, por supuesto, Tony Gilroy, guionista de las andanzas del agente Jason Bourne, que es el hombre que más a fondo conoce este universo de espionaje poco convencional y que ahora se ha convertido también en realizador. Su gran reto, del que sale bastante airoso, ha sido crear a un personaje, cuyo nombre es Aaron Cross, que hereda buena parte de los esquemas que definían al protagonista anterior, justificando un entorno similar en el que el juego sucio de los espías y las consiguientes dosis de acción se compaginan adecuadamente.

Es posible que la cinta no suscite la misma intensidad que sus predecesoras, porque el efecto saturación y la ausencia de sus principales iconos son un factor de peso, pero es cierto que el rigor precedente no se ha perdido y las dos horas largas de metraje, solo empañadas levemente por un excesivo alargamiento de la secuencia final de persecución, no pesan casi nunca y suscitan interés.

El nuevo agente, Aaron Cross, no pertenece a la CIA sino que forma parte, junto a otros cinco colegas, del denominado programa Outcome del Departamento de Defensa de Estados Unidos, que han sido reclutados para llevar a cabo en solitario delicadas y trascendentales misiones de espionaje en los focos más candentes del mundo actual. Pero cuando, por motivos que no quedan claros, su actividad colisiona con otro programa, el Treadstone, se desencadena un conflicto que motiva, nada menos, que esos seis agentes deban ser eliminados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Críticas de cine

Una escena de 'Black Panther'.

'Black Panther': Un héroe con demasiados recursos

Se están sembrando las semillas de un cine que tiene razones sociológicas y que está derrotando al racismo

Imagen de la película.

'The party': Lucidez, elocuencia y humor negro

Descomposición de un grupo de miembros de una burguesía acomodada y cercana al poder

Imagen de 'Deber cumplido'.

'Deber cumplido': Las secuelas de la guerra

Película que plasma la tragedia de los soldados que vuelven a casa tras haber vivido el horror en primera mano

Fotos de cine

Deber cumplido
Deber cumplido
Deber cumplido
Deber cumplido
Deber cumplido

Deber cumplido

Adam Schumann regresa a casa tras cumplir con su servicio en el ejército [..]

Prev
Next