Noticias | Críticas de Cine

Un lugar donde quedarse: Insólita y sugestiva (A. Dopazo)

Mezcla de drama familiar, road-movie y thriller con aislados pero efectivos toques de humor, el retrato que efectúa…
15-05-2012 11:09
0 votos
Sean Penn protagoniza esta película.

Sean Penn protagoniza esta película.


Es distinta, singular y tiene destellos de muy buen cine y aunque no logre culminar todos los temas que plantea un argumento ciertamente ambicioso, es de esas películas que destacan en la cartelera y a las que hay que prestar atención.

Por eso se hizo con el Premio del Jurado Ecuménico en el Festival de Cannes de 2011, un galardón repartido entre el director Paolo Sorrentino, que confirma ser uno de los más interesantes del cine italiano actual, y el actor Sean Penn, que vuelve a hacer otra de sus creaciones, no tan brillante como las mejores de su filmografía pero con momentos impagables. Mezcla de drama familiar, road-movie y thriller con aislados pero efectivos toques de humor, el retrato que efectúa del protagonista emerge como su factor más relevante y genuino.

Cautivado por la visión en Cannes de El divo, la película de Sorrentino sobre el político italiano Giulio Andreotti, Sean Penn reveló al cineasta su deseo de que colaboraran juntos en un proyecto, reto que aquél asumió por completo a partir de un guión propio. Nació así una sugestiva producción europea, con capital italiano, Irlandés y francés, de carácter plenamente independiente, que se acerca a la figura de Cheyenne, un individuo insólito, un antiguo ídolo cincuentón de la música pop que vive de semiretiro en Dublín con evidentes secuelas de su glorioso pasado y signos de un decadencia presente.

Torpe y lento en sus movimientos, maquillado, con los labios pintados y el pelo largo y muy retocado, conserva en su diseño personal los rasgos típicos de un rock gótico y obsoleto. No sólo no se ha adaptado al paso del tiempo, ni siquiera acepta el teléfono móvil.

Entregado a la nostalgia y a los juegos con su esposa Jane, con el remordimiento de que los padres de las víctimas le hagan culpable de la muerte de dos hermanos que se suicidaron, la existencia de Cheyenne no es precisamente estimulante. Por eso es inevitable la sorpresa cuando recibe la noticia de la muerte de su padre, con quien no se veía desde hace treinta años y a cuyo entierro decide asistir trasladándose a Nueva York. Lo hace en barco y con la mala conciencia de no haber tenido un mayor contacto con alguien que en realidad es un extraño para él.

Más críticas de cine


De cine

Una imagen de 'La amenaza fantasma'

El lado oscuro de Star Wars vuelve a demostrar su poder

Apenas ha empezado a rodarse la nueva entrega, el episodio VII, y la fiebre por la trilogía empieza a extenderse como una plaga

'Noé', una de las últimas películas de temática religiosa.

Hollywood se rinde al auge del cine religioso

Desde los grandes éxitos de los 60, pocos en la industria del cine habían vuelto a apostar por esta temática

Ken Loach posa en el Festival de Cannes

Godard, Ken Loach o los Dardenne intentarán seducir a Cannes

En la lista de los 18 candidatos a la Palma de Oro 2014 no se incluye ningún cineasta de nacionalidad española