Noticias | Gastronomía

Langostinos a la meridional

Descubre cómo hacer este delicioso plato de una manera muy sencilla
02-08-2012 10:27
0 votos
Langostinos a la meridional.

Langostinos a la meridional.

Los mejillones, una vez limpios, se ponen al fuego en una cazuela con un poco de agua hasta que se abran. Después se retiran y se escurren. El caldo se cuela y se reserva.

Los langostinos, bien lavados, se cuecen durante tres minutos, luego se escurren y se pasan a una cazuela con un poco de aceite, donde se rehogan durante cinco minutos. Transcurrido este tiempo, se añaden los mejillones y las setas, limpias y cortadas en trozos. Si las setas son de lata se remojan en agua templada y se secan con un paño antes de agregarlas a los langostinos.

Sazonándolo con sal, se cuece todo durante cinco minutos. Entre tanto, en el mortero se machaca el ajo, mezclado con una cucharada de aceite y otra de perejil picado muy menudo.

Este preparado se incorpora a los langostinos, removiendo unos minutos para unirlo todo bien. Ya en su punto, se sirven los langostinos con su salsa en la misma cazuela.

Ingredientes para 6 personas
1,5 kg de langostinos, 100 g de setas frescas o de lata, 1/2 kg de mejillones, 1 diente de ajo, perejil, caldo corto, aceite, sal.

Libro de recetas

Busca tus recetas escribiendo aquí el nombre del plato o alguno de sus ingredientes...

Actualidad

Recupera la figura tras el verano.

Una buena alimentación, tu aliado para recuperar la figura tras el verano

Una clave muy importante es la de comer cada tres horas, es decir, realizar cinco comidas al día

Unos ricos Macarons.

Macarons (básicos): ¿Qué hay que saber?

Son unos pastelillos franceses hechos de clara de huevo, almendra molida y azúcar glas que surgieron en el siglo XVII

Recetas para niños.

Comer para aprender: Recetas para niños

Seguir una dieta adecuada hace que todos los órganos estén en forma y por tanto que el cerebro cumpla sus funciones a la perfección

Dietas depurativas.

Recetas depurativas para después del verano

Estas recetas otorgan al organismo un período de descanso gracias a la ausencia de grasas y proteínas

Blogs gastronomia