Fin de semana

Guadalest, cultura y tradición

0 votos

Alicante - Alicante

Uno de los destinos más visitados de la Costa Blanca

La primera visita obligada es el Castell de Guadalest, declarado conjunto histórico artístico en 1974. Son varias las edificaciones que forman parte de este monumento. En primer lugar el castillo de San José, una fortaleza del siglo XI, creada por los musulmanes, situada sobre la roca en la parte más elevada del municipio. Tuvo un papel muy importante a lo largo de la Edad Media y Moderna, gracias a su situación estratégica. Los terremotos de 1644 y 1748 y la voladura que sufrió en 1708 en la Guerra de Sucesión fueron los culpables de su destrucción.

El Castillo de la Alcozaiba es otra de las fortalezas interesantes.Creada por los musulmanes, se encuentra situada en el dominio de la antigua Casa Orduña. En la actualidad, sólo queda una torre que ha sido restaurada.

También es interesante la visita a la Casa Orduña. Construida después del gran terremoto de 1644 que asoló la comarca y arruinó las dependencias del castillo. Fue levantada por la Familia Orduña, estirpe de origen vasco que había llegado a El Castell de Guadalest como gente de confianza de los Cardona, Almirantes de Aragón. D. Sancho de Cardona recibió en 1542 el título de marqués de Guadalest. Los Orduña estuvieron al servicio de los marqueses como alcaides de la fortaleza y gobernadores de sus estados.

La casa fue incendiada y saqueada durante la Guerra de Sucesión (1708). En 1756, D. Pedro Antonio Buenaventura de Orduña y García entró en la Orden Militar de Santiago consiguiendo de esta manera acceder al estamento nobiliario.

La familia procuró a sus miembros, no sólo relaciones económicas o de influencia social, también la mejor y más sólida formación cultural que fuera posible adquirir en la segunda mitad del S. XVIII y a lo largo del S. XIX. Entre sus miembros encontramos, fundamentalmente, abogados y militares.

Las dependencias de la casa se corresponden con el momento de máximo esplendor e influencia de la familia Orduña. La decoración se adapta a los gustos estéticos de la burguesía que vivió los avatares políticos de la segunda mitad del S. XIX. No podemos olvidar que esta edificación siempre fue una casa grande en un pueblo pequeño, inmersa en un ambiente rural y endogámico, muy alejada geográficamente de influencias capitalinas más al día en los cambiantes gustos estéticos.

La casa ocupa un solar irregular. Por una parte se apoya y sobremonta la peña y por la otra llega a ocupar espacios por encima de las capillas de la iglesia parroquial contigua. La edificación se soporta mediante muros de carga de mampostería.

Madera, yeso y losetas de cerámica forman parte de la construcción. Posee cuatro niveles y una cambra a los que se accede por medio de varias escaleras. La planta baja estaba conformada por una gran sala de entrada, bodega, cocina, comedor, despensas, corrales, caballerizas y pajar. Los restantes niveles estaban ocupados por diferentes dormitorios y dependencias.

Antes de abandonar Guadalest no olvides visitar la prisión del siglo XII y el aljibe. Se trata de una edificación del siglo XII que se encuentra en los bajos del Ayuntamiento.

Galería de fotos

Mapa