Paseos

Cuando Mula se viste de blanco

0 votos

Mula - Murcia

Una zona que en estas fechas se convierte en un auténtico lujo para la vista, nuestro rincón insólito de la semana nos lleva hasta Casas Nuevas (Mula) un lugar privilegiado y enclavado a los pies de Sierra Espuña.

Miguel Hernández Valverde

Vayan al valle del Jerte una vez en su vida a ver los cerezos en flor, no dejen de ver los mil amarillos que el otoño ofrece en las Hayas de la Selva de Irati, pero tampoco se pierdan por nada del mundo cuando revienta la flor de los almendros en los campos de Mula. Y encima lo tienen a veinte minutos de Murcia. Que más se puede pedir.

Esta semana nos dirigimos a una zona que en estas fechas se convierte en un auténtico lujo para la vista, nuestro rincón insólito de la semana nos lleva hasta Casas Nuevas (Mula) un lugar privilegiado y enclavado a los pies de Sierra Espuña.

Un lugar para que paremos el coche en cualquier punto de la carretera y pongamos pie a tierra para saborear, oler y palpar naturaleza. Eso si, recuerda que la floración del almendro solo dura unos quince o veinte días al año, así que si queréis disfrutarlo este año, este es el momento.

Es cierto que la Región ofrece varios lugares inundados de almendros que ofrecen este maravilloso espectáculo (Corvera, La Murta, Calasparra, etc..) pero lo que hace este lugar diferente es el perfecto binomio que forman las grandiosas paredes rocosas de Sierra Espuña con los blancos almendros, antes de que estos decidan camuflarse entre sus verdes pinadas.

El lugar que os recomiendo para que hagáis una parada obligatoria, se ubica a unos dos kilómetros de la población de Casas Nuevas, justo cuando tras nueve kilómetros desde que dejamos Pliego y tras pasar una rambla, se divisa dicha población, aquí tenéis un par de caminos de tierra donde aparcar el coche sin problemas de seguridad, solo tenéis que llevar cuidado si van pequeños con la carretera.

Aquí Sierra Espuña con todo su esplendor corona un paisaje que no tiene que envidiar a nada ni a nadie. El camino de vuelta también vuelve a ofreceros paisajes que merecen la pena, el conductor es el único que tiene que llevar cuidado, los demás disfruten.

Mula ofrece varios lugares para comer interesantes, pero como un día lo dedicaremos a conocer más de cerca uno de los pueblos con mas encanto no solo de la Región, aquí os voy a recomendar que no dejéis de comer (es mejor reservar antes por si acaso) en la Hospedería de Casas Nuevas que encontraréis dos kilómetros después de dicha población, aunque también en la propia pedanía hay un bar que hace un arroz más que aceptable.

Itinerario Recomendado

El camino tiene fácil localización, para llegar hasta allí lo mejor es dirigirnos por la autovía del noroeste dirección Mula y Pliego, una vez en hayamos tomado la antigua carretera que unía Mula con Murcia, deberemos circunvalar esta población hasta que lleguemos a la rotonda que tomaremos a nuestra izquierda para dirigirnos hasta Pliego.

Una vez hayamos llegado a esta población (tras cinco kilómetros prácticamente en línea recta) otro nuevo cruce bien señalizado en el centro de la población no indicará Casas Nuevas hacia la derecha. A partir de aquí nos esperan once kilómetros de un paisaje diferente, solo tendremos que llevar algo de cuidado con sus curvas. Buen viaje.

Recomendaciones:

- Ropa y calzado cómodo y ropa de mucho abrigo en invierno
- Dificultad: Baja
- Mejor época: Sin ninguna duda en esta época cuando los almendros muestran todo su esplendor.

Galería de fotos

Mapa