Paseos

Orihuela, un lujo a la vuelta de la esquina

8 votos

Orihuela - Alicante

A menos de media hora de la ciudad de Murcia se encuentra nuestro rincón insólito de la semana

MIGUEL HERNÁNDEZ

A menos de media hora de la ciudad de Murcia se encuentra nuestro rincón insólito de la semana. Una ciudad que a pesar de no tener una política turística bien definida y de carecer de una estrategia clara (quizás demasiados obsesionados por explotar sus abarrotadas y sobreexplotadas playas) no hay que dejar de visitar. Rincones que le sorprenderán a derecha e izquierda y que poco a poco, esperemos, que vaya situándose en el lugar que la ciudad y sus habitantes se merecen.

Este año celebra el centenario de su poeta universal (y también el mío), por lo que ya tenemos la excusa perfecta para acercarnos a disfrutar de su catedral y de cada uno de sus monumentos, con la casa museo de Miguel Hernández como su particular "joya de la corona".

Y es junto a la Casa Museo del poeta donde iniciaremos nuestro itinerario recomendado, el Colegio de Santo Domingo (donde estudió Miguel Hernández en su infancia) y cuyo acceso es gratuito y que no debéis perderos, el único problema es que te puedes encontrar con un cartel que te "invita" a esperarte un rato mientras atienden otra visita.

Prácticamente pared con pared se encuentra la Casa – Museo (también gratuita) y que cuando uno entra y se encuentra entre sus paredes siente formar parte de la historia de este país. Desde aquí lo mejor es dirigirse tanto a la Catedral y su Palacio Episcopal.

La Catedral de El Salvador, construida sobre restos visigodos, hispano – árabes y mudéjares (se levantó sobre la antigua mezquita del Aljamá) es de obligada visita, destacando principalmente sus tres puertas principales, la de las Cadenas, la de Loreto y la Anunciación. En frente se encuentra el Palacio Episcopal, de planta rectangular y de fachada barroca.

Desde aquí os recomiendo dirigirnos a la Iglesia de las Santas Justa y Rufina (siglo XIV y que sufrió transformaciones en los siglos XVI al XVIII), para terminar nuestro paseo por esta maravillosa ciudad en la Plaza de Santiago para recrearnos en su iglesia y en el Palacio de Rubalcava.

De todas formas, lo mejor y más recomendable es que os dirijáis a la oficina de turismo para que os informen de las visitas guiadas.

Es una lástima que, lo que a mi juicio debiera ser uno de sus mayores reclamos turísticos, a fecha de hoy siga, no solo no convertido en símbolo de la ciudad, sino que encima no se recomienda su visita por "motivos de seguridad", me estoy refiriendo a su increíble y maravilloso palmeral, que se encuentra junto al barrio de san Antón y al pie del Cabezo del Castillo y la Sierra de Orihuela, esperemos que dentro de algunos años, alguien apueste de forma decisiva por este espacio singular y casi único en la provincia de Alicante.

Itinerario Recomendado

Hay que tomar la autovía del Mediterráneo, lo mejor es salirnos por la primera salida que nos indica Orihuela, desde aquí es fácil llegar a nuestro destino (la vuelta por el mismo sitio no está bien señalizada), una vez que llegamos a la rotonda que nos indica la entrada a la ciudad, el Palmeral nos quedará a nuestra derecha, tras un kilómetro y medio, ya en las calles de Orihuela, es el momento de que aparquemos nuestro coche, también a nuestra derecha se encuentra el Colegio de Santo Domingo.

Pero como todo no va a ser visitar monumentos y edificios religiosos, no debéis perderos pasear por su Glorieta (sus fiestas de Moros y Cristianos también es una gran oportunidad para conocer la ciudad y unas grandes fiestas) comer marisco en el Bar de Joaquín (entre la Glorieta y la estación de Tren), o si preferís tapear, no hay duda, el Bar Casablanca, junto al Ayuntamiento, donde Inma, con sus hijos Manolo y Julia os ofrecen un gran surtido, destacando su tapa de arroz con costra y sus croquetas. Buen Viaje.

Recomendaciones:

- Ropa y calzado cómodo

- Dificultad: Ninguna

- Mejor época: En fiestas quizás el calor puede pasar factura, lo mejor es en estas fechas.

Galería de fotos

Mapa