Rutas y excursiones

Barreiros, playas y una sierra de leyenda

0 votos

Murcia - Murcia

La playa de las Catedrales posee grandes cuevas apreciables desde bajamar

Aida Mosquera

 

Barreiros es uno de los municipios gallegos con más banderas azules en sus arenales. El mar abierto de la costa lucense hace que el agua esté limpia durante todo el año; algo que, junto a la arena fina y blanca, proporciona un carácter particular a los paseos por sus playas.

En la orilla derecha de la ría del Masma, Barreiros es un pueblo pequeño rodeado de maravillosas playas que llegan a sumar diez kilómetros de longitud. Hacia su interior, los campos de maíz y de centeno, los pinos y los espléndidos campos de Galicia con sus hórreos proporcionan enormes posibilidades al turismo verde o rural, el más innovador, el más reciente, el menos conocido y al que muchos visitantes no dudan en dar una oportunidad.

Turismo costero

El turismo de playa es el más típico del municipio lucense de Barreiros. Un claro ejemplo es la gran afluencia de visitantes que recibe la playa de las Catedrales en cualquier época del año. Este arenal es en realidad la playa de Aguas Santas -rebautizado debido a la apariencia de sus acantilados- y está situado en la parroquia de A Devesa, a unos diez kilómetros de la localidad de Ribadeo.

Declarada Monumento Natural por la Consellería de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia, la playa cuenta con cuevas y arcos característicos, tan sólo apreciables a pie de arenal y durante la bajamar. Por el contrario, durante la pleamar, la playa es relativamente pequeña, aunque sigue siendo adecuada para el baño y para que los más pequeños disfruten de su fina arena.

Desde la misma playa puede apreciarse la evolución de las diferentes furnas o cuevas marinas en su formación, que pasa desde pequeñas grietas hasta cuevas en las que acaba colapsando el techo por la acción erosiva del oleaje y del agua del mar.

El nombre por el que se conoce esta playa, las Catedrales, viene dado por los arcos de más de treinta metros de altura, que recuerdan a arbotantes de una catedral, grutas de decenas de metros, pasillos de arena entre bloques de roca, y otras muchas curiosidades que atraen a todo aquel que visita la costa lucense y sus alrededores.

En definitiva, el turismo de playa es el que ha experimentado un mayor desarrollo en la zona y el que más beneficios reporta hasta el momento, aunque el municipio de Barreiros también ofrece múltiples posibilidades de practicar el denominado turismo verde.

Conforme se avanza hacia el interior de la costa lucense, el camino se esconde entre senderos arbolados y se abre paso una sierra que se eleva hasta la cima de Peñalonga, de 509 metros de altura. Durante el recorrido de subida, son paradas obligadas la iglesia de San Miguel de Reinante y la capilla de San Estebo.

Rutas y leyendas

Por las montañas de la mariña lucense transcurren varias rutas de senderismo que acercan al viajero a lugares ligados a curiosas leyendas como la del monte de Cornería, desde donde pueden apreciarse espectaculares vistas del litoral y grandes superficies forestales.

Según la tradición, en este monte se esconde el tesoro de Maleoc, un gran diamante azul del líder Bretón que dirigió a sus gentes huyendo de las invasiones anglosajonas. Dice la leyenda que quien logre descubrir la piedra preciosa tendrá un gran botín, ya que se le atribuyen todo tipo de poderes y virtudes

Otra de las leyendas habla sobre San Estebo do Ermo y sus fuentes curativas, cercanas al lugar donde, dicen, se encuentra labrada la herradura de Santiago. Se trata de una piedra situada sobre la fuente de hierro, desde la que, según la leyenda, saltó el caballo del Apóstol cuando estaba siendo perseguido por sus enemigos, alcanzando la otra ladera. Tal fue el impulso, que se cree que la herradura quedó marcada en el suelo.

Galería de fotos

Mapa

Encuentra los eventos de

Sugerencias...

Deja tu comentario
El Umia baña este concello de O Salnés rodeado de naturaleza, románico y pazos con historia [..]