Rutas y excursiones

La ruta de la Salamandra

0 votos

Murcia - Murcia

Un interesante recorrido alrededor de Oviedo entre La Arquera (Puerto) y Caces

Ana Paz Paredes

 

Mientras trabaja en su domicilio de Puerto, un pequeño y tranquilo pueblo del concejo de Oviedo, Ana María Prieto Zapico afirma, con voz tranquila y pausada, que «ahora, no cambiaría esto por nada». Como muchos artesanos, ama su trabajo, el tacto de la piel, el olor, la creatividad y al tiempo la tradición en los objetos que realiza; 2003 fue el año en que se inició en un trabajo artesanal que fue aprendiendo y matizando, durante otros tres años, en los cursos que ofertaba por aquel entonces la Universidad Popular, en Gijón. Nunca se cansa de aprender y, al tiempo, de innovar. Recientemente restauró un antiguo conjunto de escritorio que le hizo valorar, aún más, el trabajo de quienes la precedieron; la delicadeza del diseño, la elegancia de la presentación, el valor de la pieza única.

La primera vez que presentó sus bolsos, portalápices, el parchís, los monederos, llaveros, cinturones, billeteros y álbumes de boda o de comunión, lo hizo en el mercado ecológico y artesano que se celebra mensualmente en Gijón, adonde sigue acudiendo fielmente desde aquella primera vez. Ana Prieto habla con delicadeza, incluso hasta con ternura, de la piel que trabaja, con un curtido vegetal que deja «la piel más dulce». En cuanto a sus diseños, sin olvidar los motivos tradicionales y los celtas, también le gusta diferenciarse sin por ello dejarse llevar por la moda en colores y en estilo, aunque a veces coincida, como pasa en la actualidad con el morado y el verde, dos de las tonalidades que más trabaja y más le gustan junto con el rojo, que protagoniza una de sus últimas creaciones: un espectacular bolso que llama la atención allá donde va.

Ella, que vive en Puerto, concejo de Oviedo, recomienda a quienes gustan de caminar por la naturaleza realizar la ruta de la Salamandra, que se inicia en La Arquera (Puerto) y finaliza en Caces, la cual se puede hace en unas dos horas y consta de unos nueve kilómetros. Hay que señalar, para los que no tienen coche y les gusta «caleyar», que la línea 3 de TUA finaliza junto a Casa Chema, a 200 metros de donde se inicia la senda. Aunque es fácil de realizar, es conveniente llevar buen calzado, pues en algunos tramos hay barro y matorral bajo. La senda transcurre por bosques y praderías y está en algunos tramos hormigonada. En Siones hay dos fuentes de agua, y en Pozobal pueden observarse restos de un calero. La pronunciada subida del Camín de Llagos ofrece preciosas vistas, ya en dirección al final de ruta: Caces.

Galería de fotos

Mapa