Rutas y excursiones

El cordal de Longalendo

0 votos

Murcia - Murcia

Una ruta por la serranía que limita el concejo de Mieres con el de Aller

Ángel Fernández Ortega

 

Cuetu Ventusu (1.146 m.) es la montaña que precede al Burra Blanca como punto culminante de Longalendo, larga serranía que delimita el concejo de Mieres con Aller. Se extiende desde este pico en sentido Este-Oeste durante 12 km. por medio de una cadena montañosa que finaliza en el entronque de los ríos Caudal y Aller en la localidad de Ujo Taruelo. El Cuetu Ventusu constituye por su altitud, el techo de Mieres.

La ruta da comienzo en el Alto de La Collaona (843 m.), por donde cruza la carretera AS-252, Cabañaquinta-Laviana. Allí hemos de arrancar en dirección oeste siguiendo el curso de una pista de tierra con sucesivas encrucijadas y que finaliza al pie de una finca. Rodeamos la misma hasta conectar con otra pista que está señalizada como P. R. AS-205. Justamente en el entronque cambiamos el rumbo a la izquierda soslayando la ruta opuesta que marcha con destino a la sierra de Navaliego. Con suave remonte avanzamos escorados siempre sobre la vertiente allerana y acortando la distancia que nos separa del collado Ablanu, punto intermedio de esta ruta senderista (1.020 m.) (4,4 km. en 1 h. y 10 min. de marcha). Desde esta plataforma, aderezada con mesas y bancos, nos asomamos a todos los paisajes que configuran la Montaña Central. Hacia poniente se eleva la estructura orográfica del Cuetu Ventusu ataviado por una cubierta vegetal compuesta de una masa de pinos en su vertiente meridional y de un profundo hayedo por la cara norte. Por el lado opuesto aparece el pico Burra Blanca (1.152 m) otro de los baluartes de la serranía e importante hito geográfico donde confluyen los municipios de Mieres, Aller y Laviana

Tras la parada de descanso reiniciamos la marcha abordando un marcado sendero que asciende de manera sesgada por la ladera oriental, hasta introducirnos en el pinar. Después, bajo su sombra, iremos eludiendo los sucesivos hoyos o restos de explotación minera hasta coronar su cónica cimera que está determinada por un buzón montañero. (1.146 m.) (5 km. en 1 h. y 5 min. de marcha). Se contemplan desde aquí la gran mancha forestal de Navaliego, uno de los lugares que se integran en la red de espacios protegidos Natura 2000 y el amplio abanico circular del paisaje astur.

Retornamos al collado Ablanu por el camino de ascenso y nos iremos en sentido contrario hacia el término de la ruta que situamos en el pueblo allerano de Orillés. Para tal fin hemos de acogernos a la pista principal que se desliga de otra de menor entidad la cual, tras superar el collado del Turnu, traspasa hacia la cara norte del cordal. El camino de Orillés inicia un rápido descenso roturando toda la vertiente allerana donde se emplazan numerosas zonas de pastoreo, como Pelembreo y Felguerosa. Aquí, y tras rebasar el recodo, giramos a la izquierda por donde la pista se desplaza hacia el fondo del valle con vertiginoso desnivel. Más abajo, y después de rebasar el Mayaín y el Pindal, llegamos a un crucero señalizado (660 m.) (9, 3 km. en 2 h. y 45 min. de marcha), que nos informa el camino correcto hacia el pozo San Fernando. Sin duda elegimos ese destino que tiene un interesante interés cultural y paisajístico. Rápidamente, nos internamos en el bosque hasta alcanzar un nuevo crucero que ofrece dos caminos alternativos con el mismo destino. Elegimos el de la derecha por ser el más cómodo y llegamos al lugar donde se levanta el castillete dentro de un bello entorno que está restaurado. (668 m.) (10,4 km. en 3 h. y 15 min.). Después retornamos al crucero anterior para retomar el camino de Orillés, cuyo núcleo rural ya se atisba.

Orillés es un hermoso asentamiento situado en el reborde superior de su fértil ería y bajo las estribaciones de la Piniella. Se compone de casas de recia construcción con hórreos y paneras intercaladas en un conjunto de rancio sabor costumbrista. Se puede admirar su diminuta ermita que bajo la advocación de San Roque, data del año 1885.

Galería de fotos

Mapa