Rutas y excursiones

Nacimiento del Río Quipar

1 voto

Almería - Almería

A caballo entre las provincias de Murcia y Almería se encuentra nuestro rincón insólito de la semana

MIGUEL HERNÁNDEZ

A caballo entre las provincias de Murcia y Almería se encuentra nuestro rincón insólito de la semana, un lugar coronado con su coqueta Ermita de Los Poyos de Celda y que ha sido recientemente restaurada.

Nuestro destino semanal se va a ver complementado con TorreMata, un restaurante hospedería que le proporcionará la posibilidad de pasar un fin de semana más que gratificante.

El Nacimiento del Quípar ofrece estas semanas su mejor cara, gracias en gran parte a las importantes lluvias y nevadas que han ocurrido en estas montañas en los últimos meses, incluso el propio nacimiento (por lo menos hace dos semanas) disponía de un caudal de agua llamativo.

El lugar elegido para dejar el coche (junto a la Ermita) nos lleva hasta muy cerca del propio nacimiento, el único problema que pudiera haber, es si van pequeños, llevar un poco de cuidado, el terreno rocoso debe hacernos llevar prudencia a la hora de acercarnos a nuestro rincón.

Itinerario Recomendado:

Tomar la autovía del Noroeste y llegaremos a la población de Barranda, buen lugar para aprovechar y tomar un buen aperitivo y acercarse a disfrutar del Museo de Música Étnica de Barranda (me quito el sombrero ante el esfuerzo y apuesta que hace por la buena música esta población, que ha logrado con sus ya impecables noches bajo el título de "A la Luna de Barranda" ser un referente) desde aquí seguiremos dirección La Puebla de Don Fadrique.

Tras unos doce kilómetros, un cruce a nuestra izquierda nos indica Los Royos y TorreMata, desde aquí hasta esta hospedería coronada con su Torre Árabe del siglo XII hay unos seis kilómetros con una carretera que hay que llevar cuidado debido a su estado (la carretera está en algunos tramos un poco picada, pero no hay ningún peligro), si vais a comer (os lo recomiendo, y tiene ofertas muy llamativas) o dormir aquí es el momento para reservar, salvo que queráis hacerlo a través de su página en Internet HYPERLINK "http://www.torremata.com" www.torremata.com. Si optáis por quedaros, lo mejor es pedirle a Juan, su gerente, que os indique lugares de interés, se conoce la zona mejor que nadie, incluso os facilitará la posibilidad de entrar a la Ermita.

Desde aquí debemos tomar a nuestra derecha (cien metros antes de llegar a TorreMata) dirección Los Royos, una población con unos treinta habitantes y que gracias al Plan E, acaban de restaurar un pequeño rincón, con lavadero incluido, que merece echarle un vistazo.

Una vez pasada la población de Los Royos, seguiremos carretera arriba (en buen estado) para dirigirnos hasta la Ermita de los Poyos de Celda que se encuentra a unos nueve kilómetros y que empezamos a divisar enseguida.

Solo al llegar al caserío de Las Lomas, un cruce nos podría confundir, tomaremos a la izquierda, y una pendiente muy pronunciada nos dejará junto a nuestro destino.

Una vez en la puerta de la Ermita, un paisaje increíble nos recibe, a nuestra izquierda en lo alto de una montaña se vislumbra el Castillo de Celda, hoy en ruinas.

La vuelta os recomiendo que la hagáis por la carretera que une Torre Mata y La Almudema, se tarda más o menos lo mismo pero el paisaje merece la pena, una vez en esta población, ya tan solo hay que tomar a la izquierda para dirigirnos de nuevo a la autovía del Noroeste. Buen Viaje

Recomendaciones:

- Ropa y calzado cómodo.

- Dificultad: Baja - Media

- La mejor época: En primavera y sobre

todo en invierno con nieve.

Galería de fotos

Mapa