Rutas y excursiones

Subida a la Concha de Marbella

0 votos

Marbella - Málaga

Pese a ser famosa por sus playas, el municipio cuenta con bellos enclaves naturales

José Antonio López Medina Pese a ser Marbella una ciudad costera, famosa por sus buenas playas y agradable clima, también tiene en su paisaje una montaña especial que es protagonista de numerosas fotografías de este bello municipio. Es imposible no asociar a Marbella al macizo que la rodea, Sierra Blanca, coronada por la Concha: una montaña de caliza con forma de caparazón de crustáceo enorme presidiendo la bahía marbellí.

Más rutas y propuestas en Senderismo y Turismo Rural


Para subir a esta montaña deberemos partir del Refugio del Juanar, al que llegaremos en coche a través de la A-355 (carretera Marbella-Ojén). En el punto kilométrico 27, sentido Ojén, a la izquierda, tomaremos el desvío al Juanar al que accederemos por una serpenteante carretera en poco menos de 10 minutos. Una vez allí, tomaremos un carril terrizo pero bien conservado, por donde seguiremos hasta toparnos con una valla que corta el acceso a vehículos no autorizados. Pondremos el pie a tierra y tendremos por delante unas dos horas y media de camino que en verano se puede hacer algo duro, pues la segunda parte del sendero está desprotegida de arboleda y el calor puede ser algo sofocante.

La primera parte de la ruta la realizamos por un carril ancho, entre campos de olivos, enormes pinos reales y carrascos, eucaplitos… llaneamos hasta toparnos con un grupo de castaños y nogales junto a una casa de campo. Aquí el sendero se bifurca hacia el Mirador de Puerto Rico o para La Concha. La visita al Mirador se puede realizar en apenas 5 minutos, por lo que es recomendable acercarse y volver hacia atrás después si se cuenta con tiempo.

Retomando el sendero de La Concha nos introduciremos en una de las partes más bellas del Juanar: el bosque de pinos insignes (o pinos de Monterrey de la Bahía de California). Son unos árboles bellísimos, muy altos, elegantes… A nivel del suelo, nos encontraremos con un tapiz de helechos que en los meses estivales estarán en plenitud. En un punto del sendero, este nos indicará el camino hacia Istán o bien hacia La Concha (seguiremos este).

El camino poco a poco irá empinándose, sobre todo en cuanto vayamos abandonando el bosquete de insignes. Por una senda de piso cómodo, de arena de caliza, iremos ascendiendo, entre un espectacular monte mediterráneo: abundante matorral, pinos carrascos y reales, cornicabras, enormes enebros… Incluso veremos el bosquete de pinsapos más meridional, de menos altitud y más cercano a la costa de Europa. A la izquierda de este camino dejamos el cercado del Centro de Recuperación de cabras monteses y corzo morisco que hay en este paraje. Llegaremos por fin a un puerto, donde se bifurca el camino: hacia la izquierda podríamos seguir ascendiendo hacia el Alto de la Cruz del Juanar y hacia la derecha, por donde continuaremos nuestra senda hacia La Concha.

La ruta ahora se volverá más suave, leves ascensos y tramos casi llanos. Andaremos hacia el Oeste, por un camino que nos llevará por la cuerda de Sierra Blanca hacia el Cerro Lastonar (1.273 m). En esta parte de empezaremos a ver tajos espectaculares y deberemos caminar a veces con mucho cuidado, sobre todo al andar por la zona de el Salto del Lobo. Este tramo, se puede esquivar por un sendero que lo bordea por la ladera norte de la montaña si tenemos vértigo.

Cuando coronemos Lastonar ya veremos La Concha y el conjunto de picachos que conforman su peculiar figura. El que se encuentra en la parte central, algo más alto, es desde el que tendremos mejor perspectiva. Es habitual que podamos contemplar África; por supuesto buena parte de la costa occidental malagueña hasta el Campo de Gibraltar, la Sierra de Los Reales y de Istán, a nuestros pies el Pantano de La Concepción, el valle de Río Verde, la Sierra de las Nieves, Sierra Canucha… unas vistas inigualables y que nos recompensarán sin duda alguna.

Galería de fotos

Mapa