Noticias | Críticas de Cine

'Churchill': Retrato mejorable

La magnífica interpretación de Brian Cox es un factor de peso en el filme dirigido por Jonathan Teplitzky
14-09-2017 09:18
0 votos
Brian Cox en una imagen del filme Youtube

Brian Cox en una imagen del filme Youtube

Es un intento serio y no exento de rigor, aunque sin la enjundia que requería el personaje en algunos momentos, de acercarse a una de las figuras más icónicas del siglo XX, considerado por muchos compatriotas como el británico más destacado de todos los tiempos. Una opinión probablemente exagerada pero que en ningún caso debe ocultar la categoría política de un hombre fundamental en la victoria aliada en la segunda guerra mundial con la derrota del ejército nazi.

La magnífica interpretación de Brian Cox es un factor de peso que, sin embargo, no llega a compensar las secuelas de un guión, escrito por la historiadora Alex von Tunzelmann, que no entra en las claves esenciales de la personalidad del premier inglés. Más elaborada es la dirección del australiano Jonathan Teplitzky, un cineasta sin créditos de gran envergadura cuyo mejor trabajo previo es El largo viaje. El análisis de Churchill, con su peculiar sombrero y sin que nunca le falte el puro, se efectúa a lo largo de las 96 horas previas al suceso decisivo que marcó el final de la contienda y la victoria de las fuerzas aliadas, el desembarco de junio de 1944 en las playas de Normandía.

La película intenta entrar en los aspectos más íntimos de un Churchill de capa caída, que no se atreve a dar el visto bueno a la Operación Overlord, es decir a la entrada en combate de las fuerzas que aspiran a liberar a Francia de la ocupación nazi, Obsesionado todavía por la responsabilidad que siente por la muerte de miles de soldados en 1915 en Gallipoli, en el transcurso de la primera guerra mundial, no se atreve a dar el visto bue- no a la movilización de las tropas que se aglutinan en el sur de las islas británicas.

Un problema que condiciona mucho su relación con los líderes aliados, concretamente el Mariscal Montgomery y el general Eisenhower, que no están dispuestos a seguir los pasos de un hombre ya maduro y de dudosa lucidez. Uno de los obstáculos que no supera la cinta es el del personaje de Clementine Churchill, la esposa del protagonista, que fue la mujer que contribuyó a que superara su grave crisis de confianza y de falta de fe en sí mismo. Además, se retrasa en exceso la presencia del mismo, de modo que solo aparece desvelando sus sentimientos y reiterando sus cualidades humanas en la parte final.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Críticas de cine

Un momento de 'Lola Pater'

'Lola Pater': apuesta por la transexualidad

Un producto sumamente curioso que demuestra una sólida mano de obra

Un momento de 'Mary Shelley'

'Mary Shelley': fuente del terror

No alcanza los niveles que muchos esperaban, pero sigue siendo de indudable interés

Un momento de 'Hotel transilvania 3'

'Hotel transilvania 3': un crucero con fantasmas

Tiene un doblaje bien cuidado que reúne a siete nombres de peso en este terreno

Fotos de cine

Persecución al límite
Persecución al límite
Persecución al límite
Persecución al límite
Persecución al límite

Persecución al límite

Casey se ha enamorado de Juliette. Cuando a Juliette le diagnostican una [..]

Prev
Next