Noticias | Críticas de Cine

'Isla de Perros': Animación en mayúsculas

Wes Anderson vuelve con un estilo genuinamente suyo que se traduce en una cinta ingeniosa y absolutamente singular
27-04-2018 12:03
0 votos

La enésima muestra de talento y creatividad de uno de los directores más inteligentes y personales del Hollywood actual, Wes Anderson. Un auténtico todoterreno del séptimo arte que se mueve con igual facilidad y acierto en las películas de acción real y en las de animación. Prueba de ello es que entre las primeras, su filmografía incluye 'Los Tenenbaums', 'Viaje a Darjeeling', 'Moonrise Kingdom' y 'El Gran Hotel Budapest', y entre las segundas es responsable también de 'Fantástico Mr. Fox', una brillante pieza de estética y diseño.

Con 'Isla de Perros' vuelve por segunda vez al producto animado stop-motion, es decir, a la animación fotograma a fotograma, y lo hace con espléndidos resultados, con un estilo genuinamente suyo que se traduce en una cinta ingeniosa y absolutamente singular que obtuvo el Oso de Plata al mejor director en el Festival de Berlín.

Está ambientada en un futuro no demasiado lejano, cifrado en unos veinte años, y es una historia de amor a los animales, concretamente a los perros, y de condena de la intolerancia y de la crueldad con los animales. En este sentido, lo más llamativo no es solo la peculiaridad en la forma de vestir y de actuar de los personajes, sino el recurso a la cultura japonesa como instrumento esencial del entorno urbano y paisajístico. Una solución que enriquece de forma decisiva la impronta visual de las imágenes.

Dividida en varios capítulos, el primero de ellos, 'El pequeño piloto', sitúa al espectador en las auténticas coordenadas sociales y políticas. Resulta que en la isla de Megasaki el corrupto alcalde Kobayashi ha ordenado atrapar a toda la población canina, aprovechando una campaña de histeria colectiva contra las mascotas, para confinarla en la siniestra Isla Basura, donde sin duda morirán en última instancia por inanición.

En una situación tan límite y penosa, Atari, un niño de apenas doce años al que le han dejado sin su mascota, empeñado en evitar un hecho tan terrible, pilota su propia aeronave para impedir semejante suerte.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Críticas de cine

Fotograma de la película 'Mentes poderosas'

'Mentes poderosas': Futuro empalagoso

Convierte un relato de ciencia-ficción en una historia cursi, ingenua y apta casi exclusivamente para adolescentes

Mason Skiles, protagonista de 'El rehén'

'El rehén': Interesante ficción política

Mason Skiles, no sólo no es un personaje real, es el instrumento teórico esencial

Fotograma de la película 'Buenos vecinos'

'Buenos Vecinos': Humor negro

Supera todas las previsiones de la lógica para entrar en el terreno de lo absurdo y de lo trágico

Fotos de cine

¡Vaya bichos!
¡Vaya bichos!
¡Vaya bichos!
¡Vaya bichos!
¡Vaya bichos!

¡Vaya bichos!

Apolo, un grillo viajero de gran corazón, llega a la ciudad de los pequeños [..]

Prev
Next