Sesos de cordero a la diabla

1 voto
Sesos de cordero a la diabla

Ingredientes:

  • 8 sesos de cordero lechal
  • 20 cebollitas
  • 2 c/s de aceite de oliva
  • 3 c/s de vinagre
  • 2 c/s de fondo de cordero reducido (optativo)
  • 1 c/s de mantequilla
  • 1 c/p de pimienta de Ezpeleta
  • Azúcar
  • Perejil frito
  • Sal
  • pimienta negra

Dejar los sesos una noche en remojo en agua con hielo. Retirarlos y escurrirlos. Introducirlos en una cazuela con agua fría. En cuanto esta rompa a hervir, retirar los sesos y enfriarlos.

Retirar la telilla que los cubre y limpiar todo resto de sangre. Cortarlos en lóbulos como se aprecia en la fotografía. Salpimentarlos. Pelar las cebollitas y glasearlas en una cazuela con mantequilla, agua y un poco de azúcar. Taparlas hasta que estén cocidas y de un bonito color tostado, comprobando de vez en cuando que no se evapore todo el líquido de la cocción.

Retirarlas y saltearlas en una sartén antiadherente. Saltear también los sesos en una sartén antiadherente. Rociar con el vinagre, dejar que se evapore y, si se desea, incorporar el fondo de cordero reducido. Servir acompañado de perejil frito y con las cebollitas glaseadas.

En el último momento, espolvorear sobre los sesos un poco de pimienta de Ezpeleta.

 

 

Más información en

Libro de recetas

Busca tus recetas escribiendo aquí el nombre del plato o alguno de sus ingredientes...

Actualidad

El pescado debe congelarse durante cinco días

Tres consejos para evitar el anisakis en la cocina

Este parásito se puede encontrarse en el pescado y en los cefalópodos como el calamar o el pulpo

Delicioso plato de arroz.

Las claves definitivas para que el arroz te quede perfecto

Encontrar su punto de cocción es fácil si sigues el procedimiento adecuado

Hay alimentos que no debes combinar.

Cinco combinaciones de alimentos que te perjudican

Sin saberlo estás dañando tu organismo al preparar diversos platos

Cómo hacer patatas fritas sin aceite.

¿Cómo hacer patatas fritas sin aceite?

Existe una receta de lo más saludable para no renunciar a tan apetecible aperitivo

Blogs gastronomia