Rutas y excursiones

La Murta: naranjos coronados de hiedra

0 votos

Alzira - Valencia

Pasea por el piedemonte de Alzira y descubre su umbrío secreto

Emili Piera

Todo esto fue mucho antes de que el secarral castellano le irradiara las meninges y Azorín volvió como de una expedición a Bengala. La Murta está en Alzira y a mí, niño de Sueca, me pasaba lo mismo: ese valle era la puerta al mundo perdido donde seguían haciendo de las suyas los pterodáctilos y otros lagartos terribles. Aún se conserva el pino piñonero, casi a la entrada del monasterio de los Jerónimos (en ruinas) donde dejaba la bici, junto a la embocadura del Pas del Pobre, sendero medieval.

No han podido con ella ni los incendios, ni la incuria de siglos, ni la desamortización, que convirtió en establos despachos, refectorios, bibliotecas y templos donde flanqueaban al Altísimo los mejores pinceles y retablos del Reino. Hay allí un jardín bonito y cerrado, trabájense los contactos.

Es muy fácil llegar a La Murta, hay una indicación muy clara, camino de Corbera, pasado el Hospital de La Ribera, aunque me parece mejor llegar desde el interior de la ciudad por la calle Virgen de la Murta y las lomas del Respirall. Hay que dejar el coche en el aparcamiento y, tras pasar el control, seguir a pie por el camino de este Paraje Municipal Protegido. Pinos, coscoja, lentisco y mucho matorral mediterráneo, pero se puede leer en sus hojas con toda la intensidad de la aventura. El monasterio alcanzó su cenit en la España cesárea, y sobre la plantada y esbelta Torre dels Coloms planea la figura enlutada del solitario de El Escorial, pero allí hubo eremitas antes de don Rodrigo, bajo el águila bicéfala de Gotia, yo vi sus cuevas, y habría jerónimos hasta mucho después del decreto de Nueva Planta. El agua que sostuvo el convento está rebalsada en un par de amenos estanques y baja de la sierra. Siguiendo su paso risueño y ascendente, se llega a la cima del Cavall Bernat.

Toponimia sospechosa
Toda la toponimia de la zona (naranjos abancalados, muros de piedra a veces casi tan bonitos como los de Carcaixent, tapices amarillos de agrets en los huertos, casitas y chalets) es disparatada y sospechosa de disfrazar prodigiosos enjuagues falolátricos, y al Cavall Bernat se puede llegar, casi de un salto, desde Sant Sofí en Llaurí, escrito así (¿sufí?). Un poco al sureste de La Murta está el paraje de La Casella, y no muy lejos, el Racó de les Vinyes, donde no verán muchos racimos como no sea en alguna parra, pero allí la Virgen sostenía demoradas pláticas con el vidente Ángel que parecían editoriales de La Razón. Cuando el sol da en estas doradas veredas y en el verde profundo de los naranjos, toda la zona parece reflejo quieto del celestial Valle de Josafat. No hay novedades del frente, de ningún frente.

Dormir
Hoteles y paradores
Hotel Reconquista
Calle Sueca (Alzira). Es una solución aceptable (desde 52 euros) Tel. 962 403 061.

Avenida Plaza
Avda. Santos Patronos.
Tel. 962 411 108. Es algo mejor y más actualizado. 59 euros.

•Comer
Restaurantes
CamÍ Vell
Uno de los mejores restaurantes del panorama valenciano. Teléfono 962 412 521.
Creatividad y soluciones inteligentes (50 euros).

El Respirall
Uno de los mejores restaurantes del panorama valenciano. Teléfono 962 413 223.
Sobre todo en su terraza, en una noche tibia de jazz, a un paso de la Murta, es toda una experiencia. Cocina respetable. 40 euros.

Excursiones
El Cavall Bernat y el Pas del Pobre
Puedes subir al Cavall Bernat (el Carall Venerat o Baranat de cultos vertiginosos) y tener una experiencia alpina a menos de seiscientos metros: estás en la cresta tectónica donde chocan África y Europa, con los arrozales de Visnú a tus pies. También se puede recorrer el Pas del Pobre la última etapa de la Ruta dels Monestirs –(16 quilómetros) entre la Murta y el convento de Aigües Vives: GR-236. Comienzo bien señalizado junto a la entrada al convento de La Murta.

Galería de fotos

Mapa