Rutas y excursiones

Raixa

0 votos

Un monumento en el corazón de Mallorca

A.S. Palma.

 

El esplendor de la arquitectura y de los jardines de Raixa proviene del interés de la familia Despuig, sobretodo por la lógica intelectual de Antoni Despuig i Dameto, futuro cardenal que recibiría las influencias del arte italiano y que implantó el neoclasicismo en la isla.

La historia de la isla marca los terrenos de la 'possessió' ja que fue una antigua alquería islámica llamada 'Arraixa' de donde deriva el nombre actual, aunque la delimitación no coincide con la de la época. Con la conquista cristiana la alquería pasó a manos de Ponç Hug el Conde de Ampurias y fue adquirida por los Condes de Montenegro y Montoro en 1660.

El cardenal Despuig inició las obras de la 'possessió' sobre el año 1795. Pretendía convertir tanto los territorios como las casas en los componentes ideales de una vila italiana, donde pasó la mayor parte de su vida ejerciendo su profesión religiosa.

Despuig promocionó un proyecto donde se integraban las casas, que responden a un modelo de arquitectura tradicional distribuido a través de un patio interno, y los jardines. Si nos situamos en la explanada que divide los jardines vemos una gran logia de diez arcos unifica la construcción con los jardines, ya que en uno de los extremos vemos una escalera que permite el acceso a la misma.

Las casas distribuyen en dos niveles a los jardines, que consiguieron hacer frente a la demanda de los intelectuales de un jardín botánico a finales del siglo XVIII. La fachada más monumental presenta una fascinante y gran logia clásica delante de la cual se abre una amplia terraza que sirve de recepción, función que le fue suplantada por una reforma de finales del siglo XX que dio lugar a un gran pórtico neogótico enmarcado por dos torres.

Se definen dos espacios en los jardines, denominados como inferiores y superiores. Estos pudieron subsistir gracias a la construcción de una canalización que se iniciaba en las fuentes del Coster y de Pastoritx. El sistema de aguas se reparte a través de canales en el suelo complementadas por las acequias que dan al lugar un uso estético de los recursos hídricos, así como el sonido del agua envuelve el paseo por los terrenos de la 'possessió'.

Cada jardín tiene características propias que pueden venir definidas por su función y su origen conceptual. Desde la terraza situada delante de la logia se ve una vista magnífica de los jardines inferiores llenos de naranjos, articulados en dos terrazas.

El jardín inferior fue concebido desde el punto de vista productivo, es decir, agrario aunque intentaba conjugar las ideas racionalistas del renacimiento que tanto habían influenciado al Cardenal Despuig. Los jardines de cítricos en general se habían puesto muy de moda en las villas romanas del siglo XVII haciendo referencia al mito del jardín de las Hespérides.

En un plano más alto, justo en la colina que se encuentra detrás de las casas, vemos el denominado jardín superior después de una fila de cipreses que dividen los dos ámbitos. En la concepción primitiva de los jardines los árboles no se contemplaron, ya que la visión que se tenía que tener del valle debía ser uniforme y sin interrupciones.

En la parte superior podemos ver la monumental y famosa escalera (vista en numerosas películas) que ayuda a subir el desnivel, así como el gran 'safareig' que crea un efecto visual de terraza acuática. La escalera es la distribuye los jardines superiores y parece ser que su conjunto escultórico está inacabado.

Los grandes escritores y viajeros del siglo XIX alabaron la factura de los jardines, aunque llegaron y se nos han legado con numerosas variaciones. La visita a 'Raixa' es obligada, tanto para mallorquines como para aquellos que nos visitan.

Se puede visitar los sábados y los domingos de 10'00 a 14'00 horas.
Carretera Palma Puerto Sóller, km 12.

Galería de fotos

Mapa